jueves, 5 de enero de 2012

Reseña #3 La Bestia


Título Original: Beastly
Autor: Alex Flinn
Editorial: Versátil Ediciones
ISBN: 9788493704292
Nº de páginas: 256
Soy una bestia. Una bestia. No un lobo, u oso, gorila o perro, una horrible y nueva criatura que camina erguido, una criatura con colmillos, garras y pelo que sale de cada poro. Soy un monstruo. ¿Crees que hablo de cuentos de hadas? No. El lugar es la ciudad de Nueva York, en la actualidad. No es una deformidad, no es una enfermedad. Y voy a quedarme así, para siempre, arruinado, a menos que pueda romper el hechizo. Sí, escuchaste bien, el hechizo con el que una bruja de mi clase de inglés me maldijo. ¿Por qué ella me convirtió en una bestia que se esconde de día y ronda por las noches? Te lo diré yo solía ser Kyle Kingsbury, el chico que tu desearías ser, con dinero, apariencia perfecta y una vida perfecta. Luego te diré como me convertí en algo bestial.
Como se puede apreciar notablemente es el hermoso clásico La bella & la bestia, pero en nuestro siglo XXI. Desde pequeña, esta maravillosa y historia originaria de Disney robo mi corazón con la épica frase "¿y quién podría alguna vez amar a una bestia?" siendo mi historia favorita de las princesas, por lo que era de esperarse de que cuando escuche sobre la película y aún mejor, cuando escuche del libro, no me demore ni 2 días en conseguirlo y medio en acabarlo, porque sencillamente no podía soltarlo estaba total y completamente enamorado de él.
La historia en este caso es narrado desde el punto de la Bestia, empieza con el un grupo de chat de personas incomprendidas y que por obra del destino todos viven bajo algún hechizo o maldición, lo curioso es que son también de los otros clásicos, como la sirenita entre otros, y aunque lo vemos de una forma muy superficial fue lindo toparse con los personas en la época actual.
Y es así como Kyle nos cuenta como fue transformado en una horrible bestia, y como desesperadamente busca a la chica que consiga romper su maldición. Y todo por su arrogancia al hacer enojar a la persona equivocada, Kendra la bruja de la escuela.
Algo que considero muy bueno, es que el libro nos enseña que todo lo que siempre has querido puede estar frente a nuestros ojos desde siempre, pero sencillamente no nos damos cuenta por distraernos en cosas materiales.
"¿Mejor? Lindy, me amaste cuando no era ni siquiera humano. Me besaste cuando no tenía labios. Viste algo profundamente oculto dentro de mí cuando ni siquiera yo estaba seguro de su existencia. Créeme, no hay ninguna forma de que consiguiera algo mejor. Yo creo que eres perfecta"
Llena de aprendizajes esta historia nos demuestra que hay mucho más en una persona de lo que podríamos llegar a imaginar, ya que todos tenemos nuestra propia historia llena de alergias y tristezas que justifican nuestro ser, y nos enseñan a valor la importancia del corazón que esta y siempre debe ser más importante que lo superficial.
Alex Flinn adora los cuentos de hadas y leyó a sus hijas numerosas versiones de La Bella y la Bestia mientras escribía este libro… para después interrogarlas sobre cómo creían que una bestia podía conocer a chicas en Nueva York. Según Alex, la razón por la que escribe para adolescentes es porque, en su interior, sigue siéndolo, así que escribe para esa chica de 13 años que lleva dentro… sabiendo lo que sabe hoy en día. Alex Flinn vive en Miami con su marido, Gene, y sus hijas, Katie y Meredith. Ha cosechado numerosos premios, entre los que figuran el ALA (American Library Association) Quick Pick en 2003 y el premio juvenil 2005 del ALA Best Book. La Bestia ganó el VOYA Editor’s Choice en 2007, el Quick Pick en 2008 y el premio juvenil 2008 de la New York Public Library Book.

Con amor siempre.
Jessie

1 comentario:

  1. Me gustó mucho el libro, aunque no tanto como a historia original.
    La pelí está muy bien también, creí que no iba a gustarme pero si lo hizo.
    Lo único que sentí que las cosas pasaban demasiado rápido y, comprendo que los pectorales de Pettifer vendan, pero que estuviera sin camisa escena por medio cuando se supone que el personaje odia su apariencia, estuvo un poco de más xD

    ResponderEliminar

Eres lo que me motiva a seguir escribiendo, ¡así que no me abandones! :3